close
Marketing

Cómo escribir tu primer post. Anatomía y copywritting para mejorar tu blog

¿Tienes un blog y no sabes por dónde empezar? ¿Cómo estructurar tu primer post si no estás acostumbrado a escribir?

Si te encuentras ante el pánico de la “hoja” en blanco en la pantalla de tu ordenador, aquí tienes unos consejos para que puedas empezar.

Lo primero, varios factores que has de tener en cuenta antes de ponerte a escribir:

  • Escribir es cuestión de práctica (tú lánzate, al principio te llevará tiempo y no te sentirás cómodo del todo, pero es algo que nos ocurre a todos cuando empezamos con un blog).
  • La Arquitectura de la Información sí importa. Y tanto, básicamente es la anatomía de tu post. Una estructura organizada te ayudará a organizar en tu mente los contenidos y cómo contarlos. Es importante que mantengas una estructura coherente como la que te mostraré más abajo.
  • Tu blog es tuyo y de nadie más. Escribe de lo que quieras. Piensa en tus lectores, en qué les interesa, qué quieren saber, cuáles son sus necesidades, en qué puedes aportarles valor. Pero no tengas miedo a hablar de lo evidente, a resultar extremadamente simple o complejo, a no saber encontrar el tono perfecto. Tu blog es tuyo. Puedes aprender, puedes avanzar, pero no dejes de escribir por esas primeras barreras que nos atacan a todos cuando empezamos.
  • Deja tu esencia. Muy en línea de lo anterior. Hay muchos bloggers que hablarán de la misma temática que tú, pero ¿qué más da? Deja tu esencia, tu “toque” personal y aporta valor a tu comunidad. Interacciona y relaciónate con otros bloggers y mantente siempre al día. Cuando empieces, ya no podrás parar.
  • Revisa las faltas de ortografía y gramática. No utilices composiciones complejas. Recuerda que la lectura en internet o en dispositivos móviles no es como en papel.
  • Acostumbra a tus lectores a una periodicidad que respetarás a rajatabla. Comienza a crear un calendario editorial. Colabora con otros bloggers o haz artículos de autor invitado. También puedes ayudarte de herramientas que te ayudarán a programar, automatizar y gestionar tu propio calendario editorial. Puedes iniciarte con Buffer o Hootsuite, yo personalmente uso coschedule y me encanta (gestiono las cuentas de empresa y proyectos personales) Es de pago, pero merece la pena la inversión si comienzas a gestionar varias cuentas y necesitas organizar tu agenda.
  • Si tienes crisis de contenidos, recuerda tu foco. Tu foco está en tus lectores. Aquel público objetivo o buyer personas que has definido previamente y crees que pueden interesarle tus contenidos
  • Finaliza tus post siempre con una conclusión y llamada a la acción.  Practica Linkbuilding y comparte contenido de calidad.
  • Introduce multimedia, imágenes, tutoriales, vídeos y cualquier otro tipo de contenido interactivo que refuerce tu mensaje.
¿Cómo ha de ser la estructura para un post perfecto?

Lo sentimos, no existe. Lo que sí podrá ayudarte es definir una estructura común o arquitectura de la información básica con la que podrás empezar a componer tu primer post. Te he preparado un simple gráfico y unos trucos y consejos que te ayudarán en esta primera etapa inicial. Así podrás comenzar a crear y escribir hasta que te acostumbres y automatices la estructura adaptándola a tu propio estilo:

 

 

TÍTULO: Atracción y Estrategia
Es el titular, lo primero que veremos. Ya sabes el dicho, uno nunca tiene una segunda oportunidad de causar una primera impresión, así que deberá de ser llamativo, original y creativo. Es importante que el lector sepa qué va a encontrarse al leer el artículo y cause “ganas” o “motivación” para entrar y continuar leyendo.

RESUMEN: Una frase que lo explique todo
Es como una entradilla. Puede ser una frase de para qué servirá el post, una aclaración del título, un gancho o claim creativo o algo que haya que el lector desee quedarse o le entre curiosidad con el contenido que vas a ofrecer a continuación.

JUSTIFICACIÓN: Por qué debes leerme
Dependiendo del tipo de post, puedes argumentar en unas pocas líneas el por qué va a ser útil la solución que planteas, o qué necesidad o problema resuelve tu post. Es decir, puedes atraer más a tu lector si le presentas una situación cotidiana como necesidad o problema y le planteas la solución si sigue leyendo. Esto es muy útil para el caso de artículos de tipo didáctico, explicativos, de herramientas o recursos, compartir consejos o tutoriales.

INTRODUCCIÓN: Metiéndote en faena
Aquí ya comienzas a contar el contenido en sí. Estructura bien qué quieres contar y cómo quieres explicárselo a tu lector.
Menos es más, así que déjate llevar por lo simple en técnicas de guionización:
1- introducción
2- nudo (cuerpo de texto)
3- desenlace o llamada a la acción (conclusión, cierre)

CUERPO DE TEXTO: El Kit de la cuestión
Una vez que estés contando justo el contenido en sí, recuerda reforzar el mensaje con multimedia. Es algo que el lector agradecerá. Incorpora una infografía, prepara un tutorial, una imagen… algo que ayude al usuario a interpretar y comprender mejor la información.

CONCLUSIÓN, CIERRE Y LLAMADA A LA ACCIÓN: Quiero más de ti! 
Recapitula, resume, deja un par de conclusiones, cierra y deja que el lector se marche con la sensación de haber “aprendido” o haberle sido “útil” gracias a tu post.
Otra recomendación es que incites a comentar, a interaccionar, a generar debate: ¿qué te ha parecido? ¿conoces alguna herramienta más?…
Por último las CTA o llamadas a la acción: Introduce enlaces y si quieres una conversión u objetivo claro, es el momento de plantear tu llamada a la acción mediante botones, links o suscripciones.

 

Tags : marca personal

Leave a Response